viernes, 13 de febrero de 2009

25 años sin cronopios, famas ni esperanzas

video

3 comentarios:

Andreievna dijo...

preguntarse si uno es un cronopio, un fama o una esperanza, tiene la misma dimensión existencialista que preguntarse si uno es un garca o un boludo.

Salud!

Blonda dijo...

Se lo extraña a Julio...lo bueno es que se lo vuelve a abrazar cada vez que se lo lee...

besotes!

Fernanda dijo...

Lo bueno de los años es que curan heridas, lo malo de los besos es que crean adicción.