lunes, 8 de junio de 2009

Mea Culpa II


No hay dudas de que alguno lo hizo. Sólo se prohíbe aquello que alguna vez se llevó a cabo. Comer, vaya y pase, pero hacer necesidades fisiológicas en una cabina de un locutorio en pleno centro...


8 comentarios:

Andreievna dijo...

encima, la prohibición genera deseo...

como el ruidito del agua cuando tenés ganas de hacer pis!!! (se podía ser explícita y decir "hacer pis", no?)

Salud!°

Sheeba Baby dijo...

Qué feo pasar a la cabina después del chango ese jajajajajaj saludos

Gastón dijo...

ojo, quizás con necesidades fisiológicas se referían a comer, que no sería tan grave, o tener sexo telefónico, que ahí sí te quiero ver entrar después de ese chango. Lo del ruidito del agua aún no lo he analizado, pero sí, es un estímulo muy curioso.

Gastón dijo...

Bueno, ahora caigo en la cuenta que lo de comer ya lo advertían. Prefiero pensar que se referían a mear y punto.

JAS dijo...

¿Las necesidades fisiológicas contemplan el sacado y amasada de mocos?

31 dijo...

(y ahora de qué te vas a disfrazar el miércoles?)

Gastón dijo...

(no sé, pasame el disfraz que usaste vos el otro domingo...)

Ajenjo dijo...

Liberar un gasesito también es una necesidad fisiológica. Yo esperaría al momento que media entre que uno corta y sale de la cabina, así se lo fuma la vieja con cara de vinagre que viene atrás.

slds
A