martes, 5 de marzo de 2013

Azúcar

Hoy, en la ciudad, todos, absolutamente todos, se levantaron con granos de azúcar en los labios. Pero sólo se dieron cuenta los que, al despertarse, se besaron.

13 comentarios:

Anónimo dijo...

A veces la vida es caprichosa y te lleva por distintos caminos, pero siempre al mismo fin.
Besos azucarados.
Ms.T

Anónimo dijo...

Al mismo fin?
El anonimato, más allá de la inicial, desdibuja toda posibilidad de articular algo al respecto. Pero quedemos, por ahora, bajo tal escondite.
Mr.T

Anónimo dijo...

jajaja, a usted y a mi el misterio nos ha sentado siempre muy bien, no fue si no refugiados en el que articulamos nuestros encuentros.
Solo puedo decirle, que no soy la virgen María y cerrar este encuentro textualmente fuertivo diciendo: dame un beso.
Ms. T

Anónimo dijo...

De acuerdo, y qué mejor que aquí, que, otra vez, nadie podrá vernos. Y no sea irrespetuosa, los besos no se piden. Se dan. O se roban. Ya siento un gustito a azúcar.

Anónimo dijo...

Si por eso fuera, deverian llevarme presa! ya que le robaría todos los besos de su boca, con azúcar, o limón y sal, que más da.
Podria faltarle todo el respeto y pedirle todos sus besos, esa es otra opción.
Mientras tanto me conformo con saber que mis intenciones de besarle son bienaventuradas.

Anónimo dijo...

Ha logrado dejarme sin palabras. Bueno, no del todo, si no, no podría escribir esto. Quédese tranquila: no ofrezco resistencia.

Anónimo dijo...

Ha logrado dejarme sin palabras. Bueno, no del todo, si no, no podría escribir esto. Quédese tranquila: no ofrezco resistencia.

Anónimo dijo...

Palabras nunca le faltaron, al menos escritas. De su boca solo quiero sus besos, como de sus manos sus caricias.
Al amor mio nunca a puesto resistencia, si le interesa búsqueme, que sabe donde encontrarme y yo haré que tal aventura valga realmente la pena.
Eternamente suya.

Anónimo dijo...

La ventaja de todo esto es que suena absolutamente tentador e irresistible. La desventaja es eso mismo... Y a eso sumale que el saber que me supones no es tal

Anónimo dijo...

Yo creo que si, que sabes pero tenés miedo al igual que aquella vez cuando tenias miedo de darme un beso por primera vez y que después de hacer lo nuestro, y de fondo patético y cuasi gracioso teniamos a la fallecida (Dior la tenga en la gloria) Tina Turner.
Más no puedo develar, apelo a su memoria o a la falta de ella.

Anónimo dijo...

No es de memoria que adolezco. Sí de medios y de miedos que, en caso de tener, adquiriría un can. Sin medios no hay fines posibles, y sólo Ud puede hacer algo al respecto, porque a este paso y por esta vía quizás logremos excelentes escritos, pero ninguna buena historia.

Anónimo dijo...

Puedo sugerirte que chequees tu mail?
Si es que sigue siendo el mismo, si no provea me usted de medios, que del fin yo me encargo de hacértelo feliz.

Anónimo dijo...

Me retiro a seguir soñando, solo te dejo esto...
No me tientes, que si nos tentamos no nos podremos olvidar.(Mario Benedetti)